sábado, 1 de enero de 2011

EL DESTINO DEL ARTISTA VERDADERO



Nunca fuimos conformistas ni aburridos
Siempre hemos necesitado todas las sensaciones del universo
Y crear las obras que deben ser creadas
No podemos adaptarnos a una “vida cotidiana normal”
No servimos para el estúpido espectáculo de este mundo vacío
Estamos locos y exploramos extraños caminos prohibidos
Nos extraviamos y perdemos contacto con los demás
Resulta imposible comunicarnos en el mismo código
Somos exploradores del infinito
Daríamos todo por obtener la libertad
Nuestra obra es el testimonio
Pero nunca será suficiente
Tal vez todo sea en vano…
No hay escapatoria para el artista verdadero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada