sábado, 1 de enero de 2011

SINFONÍA DIVINA



El hambre espesa y la sed eléctrica.
La hora donde todo converge en un estallido primitivo
...Explosión del nacimiento del universo... 
Hermosos cielos se derraman sobre nosotros
La sinfonía divina ha comenzado.


Desiertos de oro sagrado      Desiertos poblados por fantasmas 

Desiertos                    Desiertos                   Desiertos.


No preguntes eso. Sabes que no tengo las respuestas.
Toca mis muslos. Están fríos y sudorosos. 
El animal nocturno emprende su errático vuelo 
Su aliento frío me persigue. El animal nocturno me persigue.

Huida hacia el centro del infierno.

                                                        Huida hacia otras mentes. Huida.

Bestias de fuego y dragones lunares
Ángeles Ángeles Ángeles...


Conoce mi sonrisa frente al espejo. Conoce mi fresca sonrisa 
mi sonrisa frente al espejo  mi fresca sonrisa frente al espejo.

El muro se derrumba. Y otro muro es erigido. Una vida en los muros.

Soy fuerte... Somos fuertes... ¿Qué te preocupa en la hora del crepúsculo?
¿Qué te produce melancolía y dolor?

No preguntes eso. Te repito que no tengo las respuestas.
No vuelvas a preguntarme eso. 

Estamos muertos...
...Estamos muertos...
¿Estamos muertos?

¡Muertos! Y se pasea por el lago de la locura
¡Muertos! Y grita hasta ahogarse y perder la razón.

¡Cállate!  ¡Estás loco!  ¡Me molestas! ¡Largo de aquí!
¡Fuera! ¡Fuera! ¡Largo de aquí!


OH, divina noche esmeralda...
Bésame, OH, divina noche...
Ámame lentamente hasta el final.

Soy líquido. Mírame. 
Soy líquido y puedo flotar.

La música divina se expande en el universo
Sólo podrás oírla en el silencio.

Duerme. Despierta. Vuelve a dormir.

Mírame... No tengas miedo... Mira mi rostro...
Mi palidez, mi angustia, mi perdición...

Los monstruos regresan de la cacería
Vienen directo hacia mí
Será mejor que empiece a correr...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada